Teniendo en cuenta que se trata de un problema multifactorial, la solución pasa por intentar poner remedio a los diversos problemas que confluyen.

Las causas más comunes que provocan su aparición son una predisposición a acumular más grasa en determinadas zonas, junto con un drenaje linfático insuficiente que favorece la acumulación de toxinas y una circulación sanguínea pobre, que favorece que además de la grasa.

Por tanto, el abordaje cosmético de la celulitis, implica no solo introducir activos en las fórmulas que ayuden a “quemar” la grasa localizada, sino también fitoquímicos capaces de activar la circulación y el drenaje linfático.

En la medida en que actuamos sobre estos tres factores, nos encontramos con que la acumulación de grasa y toxinas disminuye, al tiempo que la piel se alisa, adquiriendo mayor firmeza y un aspecto más regular y saludable.

En aquellos casos en que la  celulitis sea verdaderamente compacta, que normalmente resulta incluso dolorosa, a los activos presentes en las fórmulas les resultará verdaderamente difícil penetrar, por lo que en estos casos, previamente a la aplicación de cualquier producto cosmético, es aconsejable someterse a un masaje drenante que ayude a reblandecer las zonas más problemáticas, haciéndolas más receptivas a los tratamientos posteriores.

El curso “Cosmética natural para reducir la celulitis” te permitirá aprender a elaborar los productos cosméticos capaces de actuar sobre aquellos factores responsables de la aparición de la celulitis.